Si tienes que escribir un texto persuasivo para conseguir el mejor marketing para tu negocio o para convencer a tus seguidores de las redes sociales, existen varias claves o técnicas a tener en cuenta para que no suenen desesperados. De hecho, un texto persuasivo tiene como objetivo principal incitar, influir o convencer a alguien para que lleve a cabo algo. Si suena impaciente o agobiado puede conseguir el efecto contrario.

Técnicas para conseguir un texto muy persuasivo.

1. Es fundamental que el texto incluya palabras en su título que animen al lector a pinchar en él y a leer su contenido. Empezar con “consejos, razones, trucos, lecciones, ideas…” es una buena manera de lograr más lectores.

2. Otra técnica imprescindible es incluir también en el título el beneficio principal. De esta manera, se logrará seleccionar la audiencia correcta al momento y la que no lo es, se alejará.

3. Centrarse en el cliente perfecto es otra de las claves de los textos persuasivos en las redes sociales o en cualquier campaña de marketing. Un ejemplo, si la intención es vender comida para perros, lo mejor será escribir exclusivamente y específicamente para personas que tengan estas mascotas, no para las que tengan un gato.

4. Hay que establecerse como una auténtica autoridad en el campo que se quiera dar a conocer. Para ello se pueden aportar ejemplos, pruebas o estadísticas para hacer crecer la audiencia. Si además se vende un producto de calidad, los clientes van a volver y van a hablar positivamente a otros posibles clientes.

5. Jamás hay que decir a un cliente que está equivocado, ya que lo tomaría como un insulto y si así lo siente, será prácticamente imposible recuperarlo. Lo mejor será hacérselo notar de manera indirecta, si lo que se desea es tener la posibilidad de persuadirlo para que realice los cambios necesarios y que tenga la oportunidad de cambiar de idea.